Como limpiar el horno sin mucho esfuerzo

Estas en Inicio » ENTRADAS » HOGAR » Orden y limpieza » Como limpiar el horno sin mucho esfuerzo

Ciertamente, mantener el horno limpio puede ser un reto, ya que es uno de los electrodomésticos que usamos con mayor frecuencia y por lo tanto, que más se ensucian. Para limpiar el horno y las rejillas, puedes optar por usar un limpiador de horno comercial o alguno de estos métodos caseros que también dan muy buen resultado.

Recomendaciones para mantener el horno y las rejillas limpios

Para evitar no sólo que limpiar el horno se convierta en una tarea titánica , sino que no perjudique nuestra salud con restos de comida contaminada y quemada, lo mejor es mantener tanto el interior como el cristal y las rejillas del horno lo más limpias posible.

Entonces, al igual que con otros electrodomésticos, lo más recomendable es pasar un paño húmedo una vez que el horno se enfríe después de cada uso.

De esta forma, al organizar las tareas del hogar, sólo necesitarás limpiarlo profundamente una vez al mes con alguno de los métodos que te proponemos a continuación.

Recuerda siempre que, independientemente del método que utilices para limpiar el horno, éste debe estar frío y apagado cuando vayas a hacerlo.

Siempre que vayas a limpiar el horno, debes sacar las rejillas y bandejas. Una buena idea es dejarlas en remojo con detergente mientras te ocupas del interior.

Método 1: Como limpiar el horno con sal

Es uno de los métodos más sencillos y funciona muy bien cuando el horno no está demasiado sucio.

  • Prepara una mezcla de partes iguales de sal y agua.
  • Aplica la mezcla por todas las superficies internas del horno y déjala actuar al menos 30 minutos.
  • Retiran los restos de alimentos o manchas y enjuaga con una esponja húmeda.
  • Para manchas más pegadas, ayúdate con una espátula, raspador o un scrapper de limpieza.
  • Por otro lado, pon en remojo las rejillas del horno en agua caliente por al menos 10 minutos y luego restriégalas restriega las con una esponja de brillo metálica y detergente. Al terminar, enjuaga con abundante agua.

Método 2: Cómo limpiar el horno con bicarbonato y vinagre

A pesar de que este método es un poco más demorado, es bastante fácil de aplicar y funciona muy bien cuando quieres hacer una limpieza del horno más profunda.

  • Prepara una pasta espesa con 10 partes de bicarbonato cuatro de agua y 3 de vinagre y es parcela por todo el interior del horno.
  • Cubre las paredes el fondo y el piso del horno con papel film y deja actuar toda la noche.
  • Al día siguiente, retira la pasta con un paño húmedo y aclara como una esponja y suficiente agua.
  • Cuida bien que no te queden restos de pasta de bicarbonato después de limpiar el horno el horno.
  • Para limpiar las rejillas del horno, Uso el mismo procedimiento que en el método anterior.

Método 3: Limpieza del horno y las rejillas con limón.

Este método es bastante simple y es el más recomendado cuando se te ha derramado o quemado algo en el horno. Por supuesto, funciona mucho mejor con manchas recientes.

Para limpiar el horno con limón, no necesitas sacar las rejillas del horno. Por consiguiente, es el método más fácil y más rápido de llevar a cabo. Además, tiene la gran ventaja de que elimina cualquier olor que tenga el horno.

Por esta razón, este método también lo puedes utilizar como método complementario después de una limpieza profunda como la anterior para eliminar olores que hayan quedado en el horno.

  • En un recipiente apto para el horno, vierte media taza de zumo de limón y una taza de agua.
  • Lleva el recipiente al horno y caliéntalo a fuego medio durante 30 minutos. Cuida que el líquido no se evapore, por lo que te recomiendo no usar bandejas muy grandes.
  • Una vez que el horno se enfríe, restriega con una esponja húmeda y detergente suave.
  • Aclara con una esponja con agua.

Recomendaciones al usar limpiadores de horno comerciales

Si lo prefieres, puedes decidirte por alguno de los muchos limpiadores de horno comerciales que hay en el mercado, siempre y cuando tengas en cuenta que debes redoblar las medidas de precaución a la hora de usarlos, ya que suelen ser productos muy fuertes.

  • Primero que nada, lee bien y sigue las las instrucciones del fabricante del limpiador de horno que elegiste.
  • Protégete bien, ya que los limpiadores de horno son altamente irritantes. Por lo tanto, usa siempre guantes de limpieza y tapa bocas. Si es posible, ponte anteojos y algo que cubra tu ropa y proteja tu piel.
  • Usa el mismo producto para limpiar las rejillas del horno.
  • Tapa con papel film cada una de las superficies donde aplicaste el producto para evitar accidentes y acelerar la activación del producto.
  • No uses la cocina mientras estás limpiando el horno.
  • No permitas que los niños se acerquen.
  • Cuida bien de retirar completamente el producto y enjuagar con agua y una esponja las veces que sea necesario.
  • Igualmente, lava bien con detergente y agua caliente tanto los guantes como cualquier otro utensilio que hayas usado para limpiar el horno.

Te puede interesar

¡NO TE PIERDAS LO QUE VIENE!

Déjanos tu correo y recibe las novedades directamente en tu buzón