Como convertirse en una mujer irresistible. Paso a paso.

Estas en Inicio » ENTRADAS » CUIDADO PERSONAL » Belleza y estilo » Como convertirse en una mujer irresistible. Paso a paso.

Todos la admiran cuando la ven y se deshacen en cumplidos. En cambio tú, por más que la observas, no terminas de entender porque, si no es la más bonita, elegante o inteligente. ¿Qué hace a una mujer irresistible? ¿Cómo logra que los hombres se desvivan por ellas?. La respuesta es bastante más simple de lo que piensas. Estas mujeres suelen reunir un saludable nivel de autoestima, gran respeto por ellas mismas y son emocionalmente independientes.

Para transformarte en una mujer irresistible el cambio tiene que comenzar desde tu interior. Esto se debe a que tu apariencia no es otra cosa que el reflejo de las creencias que tengas acerca de ti misma.

Si has decidido por fin «no ser una más del montón», acepta el reto, toma nota y comienza hoy mismo. Solo lee y practica los 6 pasos para ser esa mujer atractiva que atrae todas las miradas

Primer Paso: Acéptate

Un nivel saludable de autoestima no puede ser jamás el producto de lo que opinen los demás. Por lo tanto, lo que crees de ti misma es la piedra angular de todo lo que haces en tu vida. Así que, si realmente quieres liberar la diva que hay en ti, deberás empezar por trabajar en el concepto que tienes de ti misma.

Auto aceptarse no significa conformarse con lo que somos actualmente, significa ser conscientes tanto de nuestras virtudes como con nuestros defectos. La intención no es ser la mujer perfecta, es estar felices con nosotras mismas y con nuestro entorno.

Así que para lograrlo debemos aceptar las cosas que no hacemos tan bien y aprender de ello. Y por supuesto, no quitar importancia a las cosas que sabemos hacer bien, sino valorarlas como se merecen. 

Segundo paso: Libera tus temores.

En esta fase, deberás lidiar con tres temores que te detienen y te impiden ser una mujer irresistible. No importa porque están ahí, importa que debes aprender a reconocer y controlar tus temores para impedir que te separen de lo que deseas.

Temor al rechazo

Lo conoces? Está ahí tratando de hacerte dudar de quien eres y cuanto vales. Te dice a cada momento que no eres una mujer atractiva y te compara con las demás. Las mujeres irresistibles han aprendido que el único rechazo que hiere a muerte es el propio.

La verdad es que no importa que tan buena persona seas. Ni el chocolate le gusta a todo el mundo y la opinión de los demás está determinada por las creencias y valores de cada quien. Por lo tanto, perder el tiempo tratando de hacer felices a todos es como querer arar en el mar.

A todos nos gusta que nos feliciten y eso está bien, somos seres sociales que necesitamos sentir que somos aceptados. Ahora bien, ¿Qué pasa cuando la necesidad de aprobación condiciona nuestras acciones al punto de abandonar nuestros deseos y convicciones por satisfacer a otros?. Cuando esto sucede, cedemos el control de nuestra vida a alguien que muy intimamente creemos mas valioso que nosotros mismos.

Tu te conoces mejor que nadie,  eres la dueña de tu vida y por tanto no debes tomar tan en serio lo que piensen los demás. Valora tus propias opiniones, se consecuente con ellas y encontrarás en ti una mujer irresistible y tanto o más valiosa como cualquiera.

Hay gente negativa que critica por naturaleza como una forma de cubrir sus propias carencias. Por eso, no debemos ser tan suceptibles a las críticas. Además, que alguien no esté de acuerdo con algunos de tus gustos, hábitos u opinión, no significa que te rechazan o no te valoran. Significa que esa persona tiene otro punto de vista tan válido como el tuyo. No hay razón para sentirse herido por eso.

Temor al Fracaso

El temor al fracaso es el que te hace dudar de tus capacidades. El nivel de ansiedad es proporcional a la suma de tu percepción de fracaso. Igualmente sucede con la baja tolerancia a la incertidumbre y el pesimismo al anticipar el resultado de una acción o decisión.

Lidiar con el fracaso es más fácil cuando entendemos que es un evento transitorio, es decir, que no es para siempre. De hecho, fallar en algo no te convierte en un fracasado, no es un estigma que debe marcar tu vida siempre. Al contrario, es parte del aprendizaje de vida y eso que llamamos experiencia. Fallar te enseña a hacer las cosas de otra manera.

Antes de cumplir 2 años aprendiste a caminar, en tus primeros intentos caíste muchas veces, te limpiaste las rodillas y lo volviste a intentar. En conclusión, no te quedaste sentado para siempre. A esa edad, tu idea del fracaso no se había contaminado con tus creencias limitantes.

Temor al Ridículo

El temor al ridículo viene de la sensación de que estar siendo evaluados por los demás en todo momento. En otras palabras, es creer que todos nuestros defectos y carencias están a la vista. Obviamente, este temor está muy relacionado con el temor al rechazo, el líder de tus demonios.

A nadie le gusta sentirse abochornado en público, mucho menos parecer tonto. Sin embargo, un exagerado sentido del ridículo es propio de una personalidad insegura y ganada con la timidez. En cierto modo, la persona es presa de los convencionalismos sociales que no se corresponde en nada con la personalidad de una mujer irresistible.

Por más que tratemos de evitarlo, en más de una ocasión tendremos momentos vergonzosos. Ese no es el dilema, la solución es reconocerlo y salirle al paso inmediatamente. Es mejor hacer notar con humor, que sabes que te has equivocado o que algo te salió muy mal. De esta forma, ayudas a agotar el tema y relajar tensiones.

Usa el ridículo a tu favor, aceptar que estás avergonzada te humaniza y hará que los presentes se conecten contigo.

Paso 3: Toma decisiones y comprométete con ellas

Anhelar un cambio en tu vida y no tomar decisiones para lograrlo, es un estado casi vegetativo que te bloquea y te lleva a generar más frustración. En este sentido, la diferencia entre una fantasía y un plan es comprometerse a trabajar en ello. ¿Decidiste convertirte en una mujer irresistible? Bueno, ¡a por ello!

Tomar decisiones siempre trae consecuencias. De hecho, siempre hay un balance de ganancias y pérdidas que debes estar dispuesta a asumir para no rendirte ni arrepentirte. La necesidad de hacer algo distinto y salir de la insatisfacción debe ser mayor a lo que debas renunciar.

Escoger cómo queremos vivir es un poder del ser humano, cuando delegas este poder, pierdes una libertad esencial, la libertad de elegir.

Paso 4: Establece metas realistas

Los viajes más largos comienzan con un paso, recuerda siempre esto. Si tus metas son muy ambiciosas, divide cada una en objetivos más pequeños que puedas alcanzar con facilidad a corto plazo. De esta forma, te mantendrás enfocada y evitarás frustraciones. Igualmente, verás que poco a poco logras ser la mujer irresistible que anhelas. Además, en caso de fallar en alguna de ellas, es más fácil de recuperar y aprender cómo hacerlo mejor la próxima vez.

Paso 5: Sé una mujer irresistible…y auténtica

Estás lista para un nuevo comienzo, tienes la confianza y la determinación para ser tu misma, es tiempo de brillar con luz propia. Eres la dueña de tu vida y no necesitas parecerte o complacer a nadie para ser feliz.

  1. Crea tu propio estilo: Recuerda que debes sentirte cómoda con cómo te ves y en lo que esto refleja de ti. La forma como luces es también una forma de expresar al mundo la diva que eres en realidad.
  2. Aprende a decir que NO: No estás obligada a hacer o aceptar situaciones, opiniones o sugerencias con las cuales no te sientas cómoda por temor a la reacción de los demás, aprender a decir que no refuerza tu legitimidad dentro de tu entorno y hace más valiosos tus SI.
  3. Se asertiva: Desarrolla la capacidad de expresar tus sentimientos, derechos personales y opiniones de forma directa pero respetando el punto de vista de los demás. La asertividad optimiza el control de tu vida y tus emociones, y mejora sustancialmente las relaciones con los demás.
  4. Ábrete a recibir: Saber recibir es quererse, valorarse y entender que somos merecedores de las muestras de afecto de otros. ¿Por qué a veces nos abruma recibir una atención, un regalo o una ayuda? Nos hacen un cumplido y nos sonrojamos. Aprende a sonreír y agradecer sin desconfiar de la veracidad de la intención de quien te lo ofrece y disfrútalo.
  5. Arriésgate a vivir: Sal de la rutina, llena tu vida de experiencias únicas, visita museos, parques, lugares, exposiciones, festivales, etc. Descubre lo liberador y empoderador que es la tener la independencia de hacer cosas por y para ti. Que si vas con alguien se porque quieres y no porque lo necesitas.

Paso 6: Ámate. Tu eres una mujer atractiva

Mujer se ama a si misma

Practicar el amor propio, en el buen sentido, significa amarnos, valorarnos,  priorizarnos y tratarnos bien. Es darnos la oportunidad de sacar la mejor versión de nosotros mismos.

Amarse a uno mismo comienza por mejorar el trato que nos damos. Y eso incluye tanto el aspecto físico como el emocional.

  1. Cuida tu cuerpo: Cuidarte es uno de los mayores actos de respeto hacia tu persona, comunícate con tu cuerpo, mímalo, aprende que tipo de nutrición le va mejor y ejercítalo con regularidad. Recuerda que te acompañará toda la vida y lo necesitas en buenas condiciones. Nada produce mayor bienestar que estar en armonía con tu cuerpo y mente, cuando te comprometes con tu cuidado personal te sientes bien contigo misma, tu ánimo mejora y todo parece fluir con facilidad.
  2. No te critiques: La crítica es altamente tóxica para tu proceso de transformación, criticarte continuamente solo servirá para sabotear tu progreso, practica la auto aprobación constantemente y felicítate por la mujer que eres, lo que tienes y tus logros por pequeños que estos sean.
  3. Perdona y perdónate: Lo que pasó ya pasó… se fue…déjalo ir, lo hiciste lo mejor que pudiste con las herramientas y conocimiento que tenías. Es un nuevo tiempo para ti, deja atrás el sentimiento de que te deben o debes algo, a partir de ahora estás evolucionando positivamente, construyendo tu vida de manera diferente y dándole la bienvenida a una nueva mujer!

Para terminar, recuerda que tu tienes el poder de cambiar todo aquello de ti misma que no te hace feliz. Empieza cuanto antes y asume el compromiso de cuidar de ti misma tanto como cuidas de los demás.

¡NO TE PIERDAS LO QUE VIENE!

Déjanos tu correo y recibe las novedades directamente en tu buzón

Deja un comentario