Consejos para un matrimonio feliz

Estas en Inicio » ENTRADAS » PAREJA Y FAMILIA » Consejos para un matrimonio feliz
Consejos para un matrimonio feliz y mantener la relación

Cuando decidimos dar el gran paso queremos que dure para siempre. Sin embargo, el amor no es suficiente para mantener la relación armoniosa y estable. Son muchos los cambios internos que tenemos que hacer cuando decidimos compartir nuestra vida con otra persona. Entrevisté varias personas que ya celebraron sus bodas de plata y les pedí sus mejores consejos para un matrimonio feliz.

1. Comprométanse con la relación

Cuando te casas. El matrimonio no es el final feliz. De tu historia de amor. Es el comienzo de una nueva etapa. Que debes construir día a día. Mantener tu relación. Dependerá. ¿De cuánto te comprometas? Con esta etapa. Siempre habrá pruebas que superar, forma parte del proceso natural de adaptación. Rendirse, pretender. ¿Irse de casa? Cada vez. Que hay una desavenencia, significa falta de compromiso. Y es prácticamente imposible. Mantener una relación duradera. Si no se toma el matrimonio en serio.

2. La confianza es fundamental

La confianza en uno mismo, en tu pareja y en el futuro de la relación es fundamental para un matrimonio feliz. Aunque parezca difícil, no es tan complicado. Una vez que racionalizas el hecho de que estar juntos es una elección mutua de proyectar su vida juntos. Generalmente, los celos y las dudas provienen de nuestras inseguridades y la incapacidad de comunicarse.

3. Aprendan a comunicarse efectivamente

Uno de los mejores consejos para un matrimonio feliz que tengo que dar se refiere a la comunicación y el uso del lenguaje. En primer lugar, tenemos que ser conscientes que tenemos diferentes formas de expresar nuestros sentimientos. Por lo tanto, aprender a leer e interpretar los lenguajes del amor es clave para mantener una relación.

Por otra parte, hay que ser capaz de expresar con claridad y serenidad lo que deseamos y sentimos. Entonces, en casos de conflictos, recuerden que el objetivo del lenguaje es comunicar y dirimir las diferencias. Discutir cuando están demasiado molestos, sólo llevará a magnificar los problemas y herirse mutuamente con acusaciones e insultos.

4. Maximicen la tolerancia

Cuando le pides a una abuela consejos para un matrimonio feliz. Es probable que la tolerancia sea lo primero que te digan. Ciertamente, convivir no es fácil, y si haces de tu casa un campo de batalla por pequeñas cosas es probable que tu relación fracase. Busca soluciones inteligentes para lidiar con el día a día. Tratar de cambiar al otro no es una opción. Recuerdo que cuando recién me casé, me desesperaba ver mi casa llena de papelitos, facturas viejas y folletos tirados de todas partes. No entendía porque mi esposo tenía que conservarlos. Así que me ideé «La caja de los misceláneos» y acordé con él que los depositaría ahí. Hoy, 32 años después, todavía tenemos la caja ¿Pueden creer que aún conserva tickets de cine de hace 20 años?

5. No escatimen en tiempo y atención

Una de las razones por la que más fracasa un matrimonio es no saber brindar tiempo y atención a tu pareja. A fin de cuentas, una de las claves para un matrimonio feliz es no dar nada por sentado y comprender, sin lugar a dudas, que el matrimonio es un proyecto a largo plazo que hay que construirlo día a día, y que esto es también es una prioridad. Conocerse lo suficiente para saber qué es importante para el otro, saber escuchar y procurar sin reservas que tu pareja se sienta bien, es un aporte invaluable para mantener la relación.

6. Mucho apoyo y comprensión

Aunque está muy relacionada con la anterior, no se refiere a lo mismo. Manifestar apoyo y comprensión es una de las acciones más nobles y valiosos en una relación de pareja. En este caso, significa comprender e involucrarse con las motivaciones y aficiones del otro y otorgarle el mismo valor e importancia que a las propias.

7. Mantén vivo el romance

Un matrimonio feliz no es posible si dejas morir el romance y la pasión, pues terminarán siendo compañeros, amigos y confidentes, pero no pareja. Una pareja sin una vida sexual sana y activa, nunca es feliz. Por lo tanto, Es importantísimo no sólo cuidar nuestra salud y nuestra apariencia como cuando éramos solteros, sino tomarse el tiempo para estar solos, para las citas románticas y propiciar encuentros íntimos.

El mejor consejo para un matrimonio feliz es que el cortejo no termine nunca. El ser humano no se enamora para siempre. No es algo que ya esté hecho. Debemos enamorar a la pareja todo el tiempo.

Te puede interesar: Como preparar una cena romántica en casa

8. Cuida las relaciones con terceros

El matrimonio no es un contrato de exclusividad afectiva. Cuando decides hacer tu vida con alguien, lo haces también con su familia, sus amigos y sus compañeros de trabajo. Lo más inteligente es adaptarse y facilitar que tu pareja se sienta cómoda compartiendo su entorno afectivo contigo. Nada daña más una relación que pretender acaparar y competir por el afecto de tu pareja.

9. Entusiasmo y buen humor

Una relación no es duradera si no la pasan bien, si no se divierten juntos. Mantener el sentido del humor y aprender a disfrutar de las pequeñas cosas, hace las relaciones más estables. Vivir la vida con una lista de tareas y responsabilidades como si fuesen un fardo muy pesado que cargar no hace feliz a nadie.

Evita las quejas y tragedias innecesarias. No siempre podemos cambiar las cosas, pero sí la forma como las vemos y nos afectan. Dale el valor justo a las cosas y concéntrate en los beneficios de cada situación, no en las pérdidas.

10. Respeto, respeto y más respeto

Y por último, ya para concluir, dejo para el final el valor más importante. Un matrimonio feliz y duradero no es posible sin respeto. El respeto como principio multidimensional: Respeto por uno mismo, respeto por la pareja y respeto por la relación. Sin este elemento, no importa lo bien que hagas todo lo demás, más temprano que tarde, tu relación se terminará.

Deja un comentario