Rejuvenecimiento facial no quirúrgico

rejuvenecimiento facial sin cirugia

Los avances de la medicina cosmética han permitido cambios significativos en la piel, los músculos y la grasa del rostro, a través de tratamientos de rejuvenecimiento facial no quirúrgicos que ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento, por esta razón, son indicados para pacientes jóvenes o como complemento de cirugías de lifting facial.

A la hora de hablar de procedimientos de rejuvenecimiento facial, debemos separarlos en dos grupos: no invasivos y mínimamente invasivos. Dentro de los no invasivos tenemos los inyectables y tecnológicos y en los mínimamente invasivos encontramos los hilos tensores y aplicación de células madre.

El cirujano plástico te orientará acerca de cual es el más adecuado para tu caso.

Tratamientos de rejuvenecimiento facial no invasivos

Son los tratamientos son aquellos que no incapacitan al paciente y éste puede continuar con sus actividades cotidianas ya que la recuperación es inmediata y requiere cuidados mínimos.

Toxina Botulínica

paciente con líneas de expresión en la frentefrente de mujer después de aplicacion de botox
Antes y después de la aplicación de toxina botulínica por el Dr Juan Luis Arminio

Es la que conocemos como Botox, ya que es la marca más conocida. La toxina botulínica se utiliza para paralizar de manera selectiva la función de algunos músculos que generan las líneas de expresión en el rostro con la finalidad de prevenir que se vuelvan irreversibles o se conviertan en arrugas permanentes. Los tratamientos estas toxinas tienen una duración de entre 4 y 6 meses.

Son especialmente efectivos en la parte superior de la cara, por lo que dan un excelente resultado en la frente, el entrecejo, la nariz y las «patas de gallina» al lado de lo ojos.

Rejuvenecimiento facial con Fillers

antes de la aplicacion de acido hialuronicoaplicacion de acido hialuronico
Antes y después del relleno de surcos nasogenianos con ácido hialurónico

Los fillers son sustancias biocompatibles, en otras palabras, son componentes moleculares de la piel que han sido aislados en un laboratorio y procesados para su aplicación de manera segura.

Dentro de la gama de fillers disponibles en el mercado, el más conocido es el ácido hialurónico, aunque no es el única molécula que se utiliza, todas tienen un mecanismo de acción similar.

Los fillers se usan para recuperar el volumen del rostro que se ha perdido por el envejecimiento y, adicionalmente, hidratan la piel y estimulan la producción de colágeno, dando como resultado una piel más fresca y tersa.

Son especialmente indicados para mejorar, en primer lugar, el aspecto de los surcos nasogenianos y mentolabiales que rodean la boca, y, en segundo lugar, el volumen de los labios, el indeseado «código de barras» y por último, los pómulos. Tienen una duración aproximada de 12 meses.

Otro filler que ha cobrado popularidad recientemente es la hidroxiapatita de calcio, comercializada como Radiesse®, este producto no solo evidencia resultados de voluminizaciòn, sino que también estimula una mayor producción progresiva de colágeno durante un año después de la aplicación por lo que ofrece resultados por más tiempo.

Plasma rico en plaquetas

antes del tratamiento de plasma rico en plaquetasmejoria del rostro con plasma rico en plaquetas
Mejoría de la calidad de la piel con tratamiento de plasma rico en plaquetas
Foto de https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jocd.12271

Este tratamiento se basa en inyectar los factores de crecimiento contenidos en la plaquetas de la sangre. Para lograrlo, el médico toma una muestra de sangre del paciente y la centrifuga para obtener el plasma que inyectará en la piel.

Estas inyecciones estimulan a las células de la piel para que aumenten la producción de colágeno en áreas localizadas, como la cara y las manos.

El paciente observa una recuperación de la piel maltratada, que comienza a ser visible a las 3 semanas de aplicado el tratamiento.

Tratamientos con aparatología

labios antes de tratamiento con láserrejuvenecimiento facial de labios con láser
Mejoría del contorno de los labios con sesiones de láser

La aparatología se utiliza para tensar y mejorar la calidad de la piel mediante tratamientos de rejuvenecimiento facial con láser, radiofrecuencia o ultrasonido.

Estos procedimientos consisten en aplicar calor a los tejidos de forma controlada para contraer el colágeno presente y estimular las células productoras de nuevo colágeno. Requiere varias sesiones dependiendo del diagnóstico del cirujano plástico.

Tratamientos de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivos

Los procedimientos mínimamente invasivos son aquellos que generan cierta molestia y requieren ciertos cuidados en los días posteriores a su aplicación

Hilos tensores

rejuvenecimiento facial antes de los hilos tensoresrejuvenecimiento facial con hilos tensores
Rejuvenecimiento facial con hilos tensores
fotografias de https://academic.oup.com/asj/article/38/6/654/4714772

Es la implantación de unos hilos absorbibles que tienen unos conos que se anclan en los tejidos, esto permite al cirujano elevar ligeramente la piel de la cara mejorando el contorno y suavizando las arrugas.

El material de los hilos estimula la producción de colágeno, por esta razón, mejora la calidad de la piel a medida que se van reabsorbiendo. Si bien su efecto tensor no es permanente, favorece notablemente la apariencia del rostro por alrededor de 18 meses.

El procedimiento se realiza en el consultorio y la recuperación muy rápida. Durante los primeros 10 días el paciente deberá evitar masajear la cara y evitar los movimientos bruscos de la cabeza y el cuello.

Infiltración de células madres

paciente antes de las lipoinyeccionesInfiltración de grasa en el rostro

Consiste en la obtención de células madres mediante la extracción y procesamiento de grasa del paciente obtenida por liposucción de pequeños volúmenes. Estas células son implantadas en las áreas a mejorar para regenerar la producción de colágeno. En el mismo procedimiento pueden hacerse rellenos de surcos con efectos permanentes.

A pesar de ser mínimamente invasivo, lo recomendable es realizarlo en el quirófano para un mejor manejo del dolor de la liposucción y guardar los protocolos de asepsia.

El paciente se reincorpora a sus actividades cotidianas en 2 o 3 días y debe evitar la manipulación del rostro por lo menos 15 días.

Para concluir, la oferta de procedimientos estéticos especializados es lo suficientemente amplia como para adaptarse adaptarse a las necesidades de cada paciente, sin embargo, es muy importante que estos sean aplicados por profesionales de la medicina en ambientes que guarden los protocolos de asepsia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: