Consumo de alcohol en las fiestas infantiles

consumo de alcohol en fiestas

Una de las mayores preocupaciones como padres se centra en proporcionar a nuestros hijos la mejor crianza posible, una de las primeras necesidades a cubrir será el garantizar que crezcan como personas saludables. Orientarlos sobre el consumo de alcohol es una tarea que debe iniciarse de forma temprana

¿Qué tiene que ver eso con el consumo de alcohol y las fiestas infantiles?

Empecemos con unos pequeños datos de la Organización Panamericana de la Salud¹, en el 2010 el alcohol fue el responsable del 4,7% de las defunciones en todo el continente americano y la causa del 6,7% de los años perdidos por muerte prematura. Este informe también revela que a más temprano se inicia el consumo (antes de los 15 años como referencia) los jóvenes tienen cinco veces más probabilidad de sufrir trastornos por consumo de alcohol, cuatro veces más de desarrollar dependencia al alcohol y siete veces más de sufrir accidentes automovilísticos.  

Según el último estudio del Observatorio Interamericano de las Drogas², en 5 países de las Américas, el 75% de estudiantes de secundaria ha consumido alcohol en algún momento de su vida, el resto de los países ubica a su población estudiantil en el 50% de consumo, siendo los más bajos El Salvador, Ecuador y Venezuela, con el 20% de sus estudiantes con al menos un primer consumo.

fiesta infantil

Educar con el ejemplo

He aquí la importancia de modelar el comportamiento de nuestros hijos a través de nuestro ejemplo. Un adulto puede, tranquilamente, sentarse a disfrutar una cena o irse de fiesta y poder consumir alcohol responsablemente; pero no necesariamente quiere decir que el alcohol debe estar presente en las fiestas de nuestros hijos, ni siquiera para el consumo adulto… ¿Por qué? Porque la edad media de inicio en las Américas oscila en los 12 años de edad.

Existen dos factores importantes, la percepción de riesgo y las influencias³; el primero hace referencia qué tan riesgoso se percibe un comportamiento y el segundo a qué tan aceptado y aprobado es el alcohol para las personas que me rodean. En la medida en que, como adultos, normalizamos consumo “responsable” de alcohol en la presencia de los niños, más probable que nuestros hijos consideren el alcohol como algo inocuo si estoy en presencia de él: “Mis papás lo toman y no pasa nada”

En la medida en que los niños, niñas y adolescentes, se encuentren en un contexto en el que: se les dificulte tener acceso al alcohol, se les enseñe que su uso es exclusivo de adultos, que su uso no es equivalente a diversión; mayores las probabilidades de criar niños sanos con mayor capacidad de decisión para cuando se les presente la oportunidad de consumir alcohol o cualquier otra sustancia.

¿Qué puedo hacer?

  • No consumir alcohol en las fiestas de los niños, niñas y adolescentes; consúmelo en un ambiente de adultos – lo van a llamar “aburrido” pero piénselo por el bien de sus hijos. No normalice el consumo frente a los niños.
  • Hable del consumo a una edad apropiada, alrededor de los 8 años, en próximos posts te enseñaremos cómo hacerlo y el lenguaje apropiado.
  • Si su hijo es adolescente y le pregunta acerca de sus propias experiencias, no le cuente que su primer contacto fue antes de los 18 años – aunque lo llamen puritano.
  • Pídales a los demás adultos que lo rodean que manejen un lenguaje similar, así se fortalecerá la influencia

¹ Organización Panamericana de la Salud (2015) Informe de situación regional sobre sobre el alcohol y la salud en las Américas. Enfermedades no transmisibles y salud mental. Washington D.C.

² Observatorio Interamericano de las Drogas (2019) Informe sobre el consumo de drogas en las Américas 2019. Organización de los Estado Americanos. Washington D.C.

³ Scoppetta, O., Martínez, E., & Martín, A. (2019) Percepción de Riesgo e Influencia Normativa: Asociación con Consumo de Sustancias en Estudiantes. Health and Addictions, Vol. 19, No. 2, pp. 8-18.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: