Cómo hacer una tabla de quesos perfecta

tabla de quesos

Los quesos son uno de los alimentos más apetecibles en sus diversas variedades y una importante fuente de proteínas. Son una  excelente solución para  una cena informal, para ser el intermedio entre un plato principal y el postre o en un evento social. Estos deben ser presentados en tablas que quesos o mesas de quesos según la ocasión.

Y cuando de preparar una tabla de queso surgen una cantidad de interrogantes, como que cantidad de queso servir, que variedad debe contener la tabla de quesos, cuál debe ser el tamaño de las porciones, donde servirlo, con que utensilio debo servirlo, con que acompañarlo y algunas otras interrogantes que espero poder despejarte aquí.

¿Donde montar una tabla de quesos?

Para montar una tabla de quesos podemos utilizar una tabla de madera, una bandeja de cerámica o de cristal o de cualquier otro material que pueda estar en boga. Toma en cuenta que el tamaño debe ser acorde con la cantidad que vayamos a colocar. Es importante que predomine la sencillez y limpieza del elemento que vayas a utilizar. De esta de forma, lograras una tabla de quesos bien presentada.

Una de las grandes ventajas que tiene la presentación de las tablas de quesos es su versatilidad en cuanto a sabores, aromas y texturas lo que les permite a los comensales el disfrute de buena cata.  

Cuantas variedades y cantidad por comensal

Una buena tabla de quesos debe contemplar entre 4 y 7 tipos de quesos con el fin de no hacer la experiencia abrumadora saturando el paladar de los comensales. Además, los quesos deben ser de diferentes tipos de leche (vaca, oveja, cabra, Búfala).

En relación al tamaño de la porción es relativo, sin embargo, podemos hacer los cálculos de la siguiente manera:

Si la tabla de quesos es lo único que vas a servir deberás calcular de 100 a 150 gramos por persona (siempre de la totalidad de los quesos)

Sin embargo, si vas a servir otros aperitivos, calcula entre 80 y 100 gramos por persona si la tabla es solo de quesos.

Por último, Si la tabla la combinas con fiambres, la proporción por persona será de 50 a 80 gramos.

tabla de quesos sencilla

Como presentar la tabla de quesos

Los quesos deben ser presentados siempre comenzando por los de sabores más suaves al inicio y los más  fuertes al final, de manera que los sabores intensos no opaquen los sabores suaves.

Debemos mantener una separación entre un tipo de queso y el siguiente evitando así que se mezclen los sabores.

Por otra parte, si la tabla es rectangular, deberás colocarlos de izquierda a derecha, del más suave a la más fuerte.

Pero, si la tabla de quesos fuese redonda, debes colocar a las orillas los quesos de sabores más suaves y en el centro los más intensos.

También debemos colocarle carteles identificadores para poder reconocerlos.

Recuerda que los quesos deben ser servidos a una temperatura no mayor a los 20 grados centígrados para que de esta manera se pueda apreciar mejor sus aromas y sabores.

Algunos de los enlaces de esta página son enlaces de afiliado, como asociado de Amazon, gano una pequeña comisión por tus compras. ¡Mil gracias!

Utensilios especiales para tablas de quesos

En principio los quesos podrían cortarse con cuchillos de cocina pero existen una serie de utensilios especializados para obtener los cortes más precisos

cuchillos del queso
  1. Cuchillo de trapecio delgado: Se usa para cortar quesos semi blandos a semi duros y también para picar el bloque. Ambos lados son afilados.
  2. Cuchillo de hoja abierta: Está diseñado para quesos de pasta blanda, tiene agujeros en la hoja para evitar que los quesos se peguen. Así mismo, la punta bifurcada, levantarlo para servirlo.
  3. Cuchillo de campana:  Sirve para cortar rodajas de quesos añejos sosteniendo la cuchilla verticalmente sobre el queso y empujando hacia abajo, además,  puedes usar el extremo afilado para cortar las piezas en trozos más pequeños.
  4. Espátula para untar:  Es el que usamos está para untar quesos cremosos en panes y galletas.
  5. Cuchillo parmesano: Para cortar los quesos  extraduros, se usa este cuchillo pequeño y corto de forma almendrada. Debes introducir la punta en el interior del queso y hacer palanca hacia abajo.
  6. Alambre de corte: Usado para cortar esos delicados quesos blandos sin aplastarlos ni esparcirlos demasiado. Puedes encontrarlos en forma de arco o unidos a una tabla de quesos.
  7. Tenedor para queso: Son muy útiles en las tabla de quesos ya que puedes recoger trozos de queso cortados y servirlos. 
  8. Espátula plana: Tiene la función de servir el queso en rodajas finas. Sólo tienes que pasarlo por la parte superior o lateral del bloque, la rebanada cae en la pala de la espátula facilitando el servicio.

Ya sabiendo esto, podrás proporcionar el cuchillo adecuado para cada tipo de queso. De esta forma, evitarás mezclar o contaminar las variedades que integren la tabla de quesos.

Técnicas de corte

A la hora de cortar y disponer los quesos sobre la tabla, córtalos de tal manera que no pierdan su forma y característica más relevante. Por ejemplo, si es un Emmental asegúrate que se vean sus agujeros o si es un queso azul que no pierda sus vetas.

los quesos redondos y pequeños se sirven troceados, los de tetillas se deben servir cortados en rodaja. Igualmente, el Parmigiano y el Pecorino deberás colocarlos en bloques. Los quesos cremosos sírvelos en un bol pequeño.

Por otra parte, la presentación de corte más recomendable para una tabla de quesos es colocar las rebanadas en forma de abanico.

panes y frutas

Acompañamientos

Panes

En primer lugar, Los panes son un elemento que siempre debe estar presente en las tablas de quesos. Para esto, se recomiendan Baguette, pan integral, pan de especias y pan de frutos secos, así como grisines y galletas

Mermeladas y jaleas

También las mermeladas y la miel pueden integrar esa tabla de quesos que deseas compartir ya que el contraste de los salado de los quesos y el dulzor de estos elementos hacen un contraste maravilloso. Otra idea ser la jalea de membrillo o guayaba, ciertamente quedarán estupendos en la tabla de quesos

Frutos secos y frutas

Los frutos secos, al igual que los frutos desecados, acompañan de manera apropiada una buena tabla de quesos. Frutas frescas como manzana, peras, uvas, cerezas y grosellas también son excelente acompañante.

Maridaje

En lo que respecta al maridaje, éste puede ser tanto con vinos como con cervezas. En este caso, es más una cuestión de gusto que de reglas.

Sin embargo, al compartir una tabla de quesos, deberás escoger vinos que vaya bien con la mayoría de los quesos que presentes en tu degustación. Puedes buscar las guías de maridaje en mi artículo sobre los quesos más reconocidos del mundo.

Igualmente, puedes darle un vistazo a las guías de maridaje de vinos tintos o, vinos blancos, rosados y espumosos o la de la cerveza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: